Parece ciencia ficción, pero es real y sus resultados, según algunos, también lo son. La criptoterapia, un tratamiento que se basa en el enfriamiento corporal con fines terápeuticos-y no, no es lo de Walt Disney-, parece haber llegado para quedarse.

Hay muchos tipos de criptoterapia, siendo la más popular la que se aplica al cuerpo entero y que consiste en exposiciones breves a temperaturas por debajo de -100 grados en el interior de una cámara. Otras se dirigen a partes específicas del cuerpo y tienen fines dispares, desde estéticos hasta oncológicos.

Origen,Evolución y tipos

La idea no es nueva: desde tiempos egipcios, se ha usado el frío para tratar dolencias, aunque de forma localizada y usando hielo triturado y sal.

Las técnicas modernas de crioterapia comenzaron a tomar forma en la década de 1960. Durante los años 70 se extendió su uso al ámbito dermatológico, donde recibe el nombre de criocirugía, y se empezó a emplear para eliminar las verrugas y algunos tipos de células cancerosas.

Ya en la década de los 2000, se extendió su uso al tratamiento de la artritis y se popularizó entre los atletas para ayudar a reducir la inflamación y mejorar la recuperación después del ejercicio.

Hoy en día, su uso se ha extendido a muchos otros ámbitos: desde tratamientos faciales hasta como remedio para combatir ansiedad y la depresión, mejorar el sueño, perder peso, estimular la producción de colágeno e incluso eliminar células cancerosas de forma localizada.

Su uso más extendido se centra en reducir el dolor en las articulaciones, y se ha denominado criptoterapia de cuerpo entero. Consiste en meterse dentro de una cámara enfriada con nitrógeno líquido a temperaturas entre los -100 y -140 grados centígrados. Se entra sin ropa, con guantes, calcetines, una cinta para las orejas, la nariz y la boca, y cada sesión dura entre dos y cinco minutos.

Beneficios y dudas

Aunque aún no hay estudios que presenten una evidencia sólida que respalde sus efectos beneficiosos, quienes han probado el tratamiento afirman que los tiene y citan el aumento la producción de colágeno, la reducción de la inflamación y la producción de endorfinas y norepinefrina en el cerebro, entre otros.

Lo que es seguro es que, si se tiene algún tipo de problema médico, como problemas de circulación o cerebrovasculares, presión arterial alta, convulsiones o infecciones, no se debe probar nunca sin consultar antes con un médico. En caso de embarazo o de que se tenga un marcapasos o claustrofobia, también se desaconseja.

La investigación sobre su efectividad real aun es nueva y escasa. Si bien un estudio de 2014 demostró que la crioterapia ayuda a aliviar el dolor y acelera la curación, también concluyó que el mismo efecto sobre la recuperación muscular es posible usando agua fría con hielo, y que incluso esta solución puede resultar más efectiva y menos agresiva que la criptoterapia de cuerpo entero. (LV)

http://www.elchaco.info/wp-content/uploads/2018/11/CREOTERAPIA.jpghttp://www.elchaco.info/wp-content/uploads/2018/11/CREOTERAPIA-300x300.jpgIsmael Vargas A.ResaltadoSaludCrioterapia,Estudios,Tratamientos
Parece ciencia ficción, pero es real y sus resultados, según algunos, también lo son. La criptoterapia, un tratamiento que se basa en el enfriamiento corporal con fines terápeuticos-y no, no es lo de Walt Disney-, parece haber llegado para quedarse. Hay muchos tipos de criptoterapia, siendo la más popular la que...