Ha sido un golpe a los “jefes” de la red en la que operó Pedro Montenegro, el narcotraficante boliviano que implicó a policías y operadores de Justicia. Agentes de Bélgica y Bolivia se incautaron de 679,5 kilos de cocaína en el puerto europeo de Amberes.

El estupefaciente fue hábilmente camuflado en dos cargamentos de exportación legal. El primero, de 289,5 kilos de cocaína, fue ocultado en 19 toneladas de madera; el segundo, de 390 kilos de droga, fue escondido en otras 21 toneladas del mismo bien de consumo.

“Esta forma de operar involucra a la organización criminal del colombiano (Enrique) Villarreal, quien es parte de la estructura criminal del señor Pedro Montenegro. La madera fue extraída desde Concepción (Santa  Cruz) y han operado dos empresas madereras”, informó ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en la presentación del informe de la operación Cristal Verde, en la que participaron agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCN) junto con sus colegas de Bélgica y en coordinación con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

Romero explicó que las operaciones empezaron hace unos 60 días, luego de que los escáneres de la fuerza antidroga boliviana detectaran el estupefaciente en los contenedores de las empresas Soinpex y Serfito. El alijo pasó los controles, pero a merced de un “sistema de seguimiento y vigilancia”, y se embarcó para navegar hasta Amberes, el principal puerto de Bélgica.

Una vez en ese muelle europeo, la Policía belga se incautó de la droga y capturó a cinco personas; mientras que en Bolivia se ejecutaron al menos 20 requisas en inmuebles de Concepción, Santa Cruz de la Sierra y Trinidad. De hecho, unas cinco firmas, que tienen que ver con el negocio de la madera, resultaron implicadas en este caso de narcotráfico.

El director de la FELCN, el coronel Maximiliano Dávila, detalló ayer que allanaron aserraderos y aprehendieron a dos personas, Ximena R. y Félix N., ejecutivos de una de las empresas que firmaron como exportadoras de madera.

Dávila reveló que la ecuatoriana Nelly G. (esposa de Villarreal) es dueña de Latin Wood, de donde salió uno de los cargamentos. Ella está prófuga y también es considerada jefa de Montenegro.

Romero señaló ayer que la organización de Montenegro tiene vínculos en Brasil, Colombia, Panamá “y probablemente otros países más”. De hecho, en contra del boliviano hay un requerimiento inicial para su extradición a Brasil. Fuente, La Razón.

http://www.elchaco.info/wp-content/uploads/2019/06/Parte-Policia-Boliviana-Cristal-Verde_LRZIMA20190606_0014_11.jpghttp://www.elchaco.info/wp-content/uploads/2019/06/Parte-Policia-Boliviana-Cristal-Verde_LRZIMA20190606_0014_11-300x300.jpgGonzalo VargasBoliviaResaltadoCocaina,Drogas,Narcotráfico
Ha sido un golpe a los “jefes” de la red en la que operó Pedro Montenegro, el narcotraficante boliviano que implicó a policías y operadores de Justicia. Agentes de Bélgica y Bolivia se incautaron de 679,5 kilos de cocaína en el puerto europeo de Amberes. El estupefaciente fue hábilmente camuflado en...