Si bien a nivel general la Inversión Extranjera Directa (IED) subió en términos generales en la región, en Bolivia cayó en 55 por ciento respecto al 2017, de 712 millones de dólares a 316 millones, según el nuevo sobre inversión de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), presentado ayer en Santiago, Chile.

De acuerdo a los datos del órgano internacional, Bolivia redujo la IED en 397 millones de dólares, en la pasada gestión; Colombia sufrió la mayor baja, 2.484 millones; Perú también recibió menos, 373 millones; y Paraguay registró la menor cifra, 2 millones.

Sin embargo, también se observa en los datos que a pesar de que Colombia sufrió una reducción de ingresos extranjeros alta, pero alcanzó a 11.352 millones de dólares en 2018; Perú recibió 6.488 millones; y Paraguay 454 millones.

Mientras, en porcentajes, Bolivia registró 55,7 por ciento menos de IED, Colombia 18 por ciento, Perú 5,4 por ciento y Paraguay 0,4 por ciento.

INVERSIÓN EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

En contraste con la tendencia mundial, los flujos de inversión extranjera directa (IED) hacia América Latina y el Caribe aumentaron 13,2 por ciento en 2018 con respecto a 2017, sumando 184.287 millones de dólares, con lo que se revierten cinco años de caídas, aunque la cifra alcanzada el año pasado está aún por debajo de los valores registrados durante el ciclo de auge del precio de las materias primas, informó ayer en Santiago de Chile la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

“Al analizar los diferentes componentes de la IED, se observa que la recuperación del dinamismo en 2018 no se fundamentó en el ingreso de aportes de capital, que sería la fuente más representativa del renovado interés de las empresas por instalarse en los países de la región, sino en el crecimiento de la reinversión de utilidades y de los préstamos entre compañías”, señala el documento La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2019 lanzado ayer en conferencia de prensa por la Secretaria Ejecutiva del organismo regional de las Naciones Unidas, Alicia Bárcena.

El estudio muestra gran heterogeneidad en los resultados nacionales: En 16 países hay un aumento de las entradas con respecto a 2017 y en 15 países hay una disminución. La mayor parte del crecimiento de la IED en 2018 se explica por las mayores inversiones en Brasil (88.319 millones de dólares, 48% del total regional) y México (36.871 millones de dólares, 20% del total).

Le siguen, en términos de monto recibido, Argentina (11.873 millones de dólares, aumento de 3,1% con respecto a 2017), Colombia (11.352 millones de dólares, caída de 18%), Panamá (6.578 millones de dólares, aumento de 36,3%) y Perú (6.488 millones de dólares, caída de 5,4%). Las entradas a Chile (6.082 millones de dólares) crecieron levemente (3,9%), pero, al igual que en 2017, los flujos de capital hacia el país se situaron claramente por debajo del promedio de la última década.

“En un contexto internacional de reducción de los flujos de IED y de fuerte competencia por las inversiones, las políticas nacionales no deberían orientarse a recuperar los montos registrados a inicios de la década, sino a atraer cada vez más IED que contribuya a formar capital de conocimiento y avanzar hacia patrones de producción, energía y consumo sostenibles”, planteó Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.

BOLIVIA

Por otra parte, al primer trimestre de 2019 la inversión extranjera directa neta recibida alcanzó 53 millones de dólares, cifra mayor a la registrada en similar período de 2018 cuando anotó un flujo negativo de 16 millones, es decir, apuntó un crecimiento de 431 por ciento ($us 69 millones), explicado principalmente por los menores pagos de dividendos extraordinarios en el sector de minería junto con una mayor reinversión de utilidades, señala un boletín de prensa del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

En relación a la composición de la inversión directa bruta recibida, los principales sectores receptores fueron Hidrocarburos ($us 98 millones), Industria manufacturera ($us 81 millones) y Otros servicios ($us 27 millones), los cuales representaron el 96,7% del total recibido.

Por otro lado, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en su informe “La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe – 2019”, destaca los acuerdos para la industrialización del litio firmados en 2018 entre la empresa estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y dos empresas extranjeras. (El Diario)

http://www.elchaco.info/wp-content/uploads/2019/08/INFOGRAMA.jpghttp://www.elchaco.info/wp-content/uploads/2019/08/INFOGRAMA-300x300.jpgIsmael Vargas A.BoliviaResaltadoBolivia,Caidas,Extranjeras,Inversiones
Si bien a nivel general la Inversión Extranjera Directa (IED) subió en términos generales en la región, en Bolivia cayó en 55 por ciento respecto al 2017, de 712 millones de dólares a 316 millones, según el nuevo sobre inversión de la Comisión Económica para América Latina y el...